La Responsabilidad Social, la Sustentabilidad y la Etica, son los Valores básicos para las

La Responsabilidad Social, la Sustentabilidad y la Etica, son los Valores básicos para las
En 1953, Howard R. Bowen definió a la Responsabilidad Social del Empresario como “…las obligaciones de los empresarios para seguir políticas, tomar decisiones o adoptar líneas de acción deseables en términos de los objetivos y valores de la sociedad”. ETICA Y SUSTENTABILIDAD: VALORES BASICOS PARA LAS EMPRESAS

14 de diciembre de 2017

Un paso más en la sustentabilidad del planeta: 'One Planet Summit'

Dentro de la vorágine de noticias de índole política, económica y demás, se informa un tanto cuanto de manera marginal, el para mi gusto un importante evento sobre sustentabilidad que se vino desarrollando esta semana en la ciudad de París en Francia.

Me refiero específicamente a la llamada 'One Planet Summit'. De acuerdo a sus organizadores, se calificó como la cumbre hermana de los Acuerdos de París que reunió a más de 50 líderes internacionales en la capital francesa, para atraer fondos y buscar soluciones dirigidas hacia una transición energética pensada desde la economía.

Esta misma ciudad tiene el mismo objetivo del 2015 establecido en el Acuerdo de París: contrarrestar el calentamiento global, que buscaba y sigue buscando frenar las emisiones de gases de efecto invernadero.

En esta ocasión la cumbre reunió a más de 50 líderes mundiales que plantearon el cambio climático desde las finanzas públicas y privadas, y la apuesta por proyectos económicos sostenibles.

Bajo la afirmación de que “no hay planeta B”, la cumbre organizada entre Francia, Naciones Unidas y el Banco Mundial se enfocó en tres objetivos: “tomar una acción tangible y colectiva (denominada ClimActs), innovar en los sistemas y compartir el apoyo entre países afectados por el cambio climático”, según rezó el manifiesto del evento.

El debate se desarrolló en cuatro mesas redondas que juntaron a políticos con investigadores científicos, ONG´s y personalidades mediáticas internacionales, las cuales reivindican abandonar las energías fósiles y pensar en las víctimas que padecen las consecuencias del calentamiento global.

El propósito es cambiar el peso de las finanzas por la acción climática, volver verde la economía en favor de una economía perdurable, acelerar la acción local y regional, y reforzar las políticas públicas para una transición energética, buscando que esto se traduzca en propuestas específicas.

Es importante resaltar lo dicho por el presidente francés Emmanuel Macron en la apertura del evento el pasado martes 12 de diciembre; reivindicando hacer “un gran planeta de nuevo”, en referencia al lema “Make America Great Again” de su homólogo estadounidense que abandonó este año los Acuerdos de París. La representación norteamericana la aportarán no obstante empresarios y científicos.

“Rechazo una doble fatalidad. La que dice que hay un calentamiento global contra el que no podemos hacer nada y la que dice que el mundo no nos permitirá tomar decisiones profundas”, afirmó Emmanuel Macron.

Con esto se da un paso más, aunque pueda ser considero pequeño por algunos, en la reconversión energética del planeta, y poder llegar al objetivo de reducir el calentamiento global del cual ya se han empezado a sentirse sus efectos en todo el planeta. Macron sentenció que muchos países vulnerables al cambio climático, sobre todo los Estados insulares, podrían desaparecer y si eso sucede, “¿cómo explicarlo?, ¿cómo decir que no lo sabíamos?”.

Seguiremos platicando ….


2 de noviembre de 2017

Una visión empresarial sustentable

La visión empresarial y la forma de hacer negocios está en un proceso de cambio, según la reunión de empresarios que se realizó el pasado mes de septiembre, dentro de la Cumbre sobre el Impacto del Desarrollo Sostenible del Foro Económico Mundial.

A la pregunta de cómo el sector privado puede impulsar el esfuerzo global para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODS) para 2030, los líderes empresariales instaron a las empresas a revisar sus enfoques para obtener ganancias considerando su desempeño social y ambiental. Este planteamiento implica un cambio de paradigma de gran importancia, ya que no solamente se trata de negocios por sí mismos, sino que involucra su responsabilidad social y ambiental.

Christophe Flatin, presidente global de Mars Chocolate en dicha reunión mencionó lo siguiente: "Nuestros clientes ahora esperan que demostremos responsabilidad en toda la cadena de valor. La gente espera valores por dinero ". Agregó que, en lugar de ver esta presión como una carga, las empresas deben adoptar un enfoque positivo; lo cual les brinda la oportunidad de reinventarse. “Es un deber humilde reinventar cómo hacemos negocios ".

La clave señala el directivo, según el reporte del Foro Económico Mundial, es examinar los beneficios de la sustentabilidad y en base en ello tomar las medidas apropiadas en la empresa, y analizar el cómo se puede hacer y la rapidez para hacerlo; lo que implica revisar el nivel adecuado de ganancias que se obtienen; aconseja que se necesita hacer un mapeo de la cadena de valor y ver más allá de la propia empresa.

En la misma reunión André S. Hoffmann, vicepresidente del grupo farmacéutico Roche de Suiza, secundó lo expresado por Flatin en analizar el desempeño social y medio ambiental, así como la rentabilidad financiera; y agregó que cuando se toman decisiones de inversión solo piensa en el largo plazo, siendo fácil de decir, pero difícil de hacer. “No es cómo se gasta el dinero que es importante; es cómo lo haces”, concluye.

Arif M. Naqvi, fundador y director ejecutivo del Grupo Abraaj en los Emiratos Árabes Unidos, menciona que los Objetivos de Desarrollo Sustentable son puntos de acción claros y cada uno de ellos son convertibles en oportunidades de inversión. “Y la industria de servicios financieros está despertando en eso”.

Agrega que los empresarios y los llamados grupos de interés (stakeholders), están hablando el mismo idioma y es importante investigar sobre las asociaciones que se están creando. "La convergencia está sucediendo y se está imponiendo a pesar de nosotros mismos". Comenta que los solicitantes de empleo jóvenes quieren trabajar para las empresas responsables y, al ser entrevistados, "nos entrevistan y nos preguntan qué está haciendo nuestra empresa”. Por ello cada empresa va a tener que reflejar los ODS. Cada vez más personas piensan de la misma manera; y concluye diciendo que no se puede construir una gran empresa sin empezar siendo con una buena empresa.

Lo mencionado por estos empresarios, creo que nos señala que ya empezamos a entrar a una época donde la sustentabilidad será su característica principal.

Seguiremos platicando …

20 de octubre de 2017

Nueva Sustentabilidad (segunda y última parte)

 En la colaboración previa hablaba acerca de la sustentabilidad, diciendo que se encuentra en un proceso de adquirir otro nivel que va más allá de solamente buscar el reciclado, que implica otro nivel de conciencia por decirlo de algún modo.

En esta segunda parte a manera de continuación, quiero plantear una reflexión sobre algunos aspectos que se conectan de alguna manera con el artículo anterior.

Es importante seguir buscando la forma o formas para desarrollar la sustentabilidad o sostenibilidad como la llaman algunos, por la importancia que tiene en la supervivencia de quienes habitamos este planeta, y percatarse de lo que esto significa.

Es seguro que casi todos o todos hemos visto películas o fotos acerca de lo inmenso que es el universo, de la cantidad de planetas, estrellas y galaxias que lo conforman, y esto también puede verse sencillamente en las noches al observar el cielo y darse cuenta de dicha inmensidad.

Y dentro de esa ya mencionada vastedad nuestro pequeño planeta que llamamos tierra, es una pequeña roca, un punto si lo vemos en una foto, un grano de arena entre muchos otros granos.

Poéticamente, somos una pequeña isla en un inmenso mar que es el universo. Los planetas cercanos están a unos años de distancia, y no se diga una estrella, medida su cercanía en años luz.

De estos aspectos estaban plenamente conscientes las antiguas civilizaciones como los mayas, los egipcios, los griegos o los chinos por decir algunos. El percatarse de la pequeñez de nuestro maltratado planeta.

Maltratado si porque nos lo estamos acabando en cuanto a su capacidad de regenerarse, y no hay una conciencia real de quienes tienen el poder político y económico de lo que le estamos haciendo; sin pensar plenamente que es el único que tenemos. No tenemos una “tierra 2” a nuestro alcance si es que acaso existe.

Somos los humanos una especie que está a manera de virus o parásito, que se está comiendo el lugar donde habita. En pleno siglo XXI no existe a nivel de raza humana una clara conciencia del tamaño de nuestro planeta en relación al universo.

Cómo es posible que no nos hayamos percatado de la transitoriedad de nuestra existencia como personas y como raza, y nos sigamos peleando por tierra y las llamadas riquezas para tan solo algunos cuantos, tal como ha sucedido a lo largo de la historia.

¿Llegará algún momento en el futuro que nos dediquemos todos a preservar lo mejor posible a la naturaleza de la cual somo parte? ¿Darse cuenta que la vida de cualquier persona es finita, y por lo tanto buscar vivir para ser feliz y desarrollarse realmente y no pensar solamente en posesiones, ya sean tierras o bienes de otra índole?

Puede sonar muy utópico o romántico lo anterior, pero mucho de ello depende para lograr una verdadera y real sustentabilidad; considero que ha llegado el momento de generar una nueva conciencia a nivel planetario, sin importar razas o credos religiosos.

Seguiremos platicando …