La Responsabilidad Social, la Sustentabilidad y la Etica, son los Valores básicos para las

La Responsabilidad Social, la Sustentabilidad y la Etica, son los Valores básicos para las
En 1953, Howard R. Bowen definió a la Responsabilidad Social del Empresario como “…las obligaciones de los empresarios para seguir políticas, tomar decisiones o adoptar líneas de acción deseables en términos de los objetivos y valores de la sociedad”. ETICA Y SUSTENTABILIDAD: VALORES BASICOS PARA LAS EMPRESAS

23 de febrero de 2018

La Revolución 4.0 y el Capital Humano

Dentro del flujo de información que nos llega diariamente a través de las redes sociales y por los medios convencionales, como la radio y la televisión, es posible que no tengamos la oportunidad de sopesar todas y cada una las notas que nos lleguen, y por ello, alguna que posiblemente sea importante se pasa sin siquiera darnos cuenta.

Y una de ellas que puede pasarse y que considero de gran importancia, es el efecto sobre el capital humano de la llamada Revolución 4.0; la cuarta revolución industrial; Esta nueva revolución, si tiene un comportamiento y consecuencia al igual que las anteriores, provocará un efecto importante sobre el ser humano en cuanto a su papel en el sector productivo, algo en lo cual no creo estar exagerando.

En la primera Revolución, en donde apareció la agricultura, el ser humano se convirtió en campesino y sedentario, cambio radicalmente su modo de vida que propició la creación de las primeras aldeas ya fijas, y también tuvo un efecto en cuanto su sociabilidad.

En la segunda Revolución, cuando apareció la máquina de vapor, el ser humano se movió del campo a la ciudad, ya que se requería lo que después se conoció como “mano de obra”, concepto que se gestó entre el siglo XVIII y XIX, y que sigue estando vigente hasta nuestros días.

Estos cambios tecnológicos, propiciaron lo que conocemos ahora con el término modelos de producción, donde la eficiencia y la productividad se convirtieron en los paradigmas del modelo económico impuesto por la Revolución Industrial en el siglo XIX.

Pero en los pasados 150 años el desarrollo tecnológico no se ha detenido, ni los modelos o formas de socialización tampoco, a pesar de las instituciones religiosas o diversas ideologías que procuran mantener un status quo de acuerdo a sus creencias.

Es evidente que, en al menos desde fines del siglo XX hasta la fecha, se han venido cuestionando y derribando paradigmas que se mantuvieron vigentes por centurias; ejemplo de ello es el desarrollo de la ciencia que tuvo su inicio desde la época de Galileo (1564-1642). Y que fue un enorme parteaguas en cuanto a los modelos de socialización y producción.

Ahora que ya estamos en pleno siglo XXI y ya llegó la Cuarta Revolución Industrial, si estamos maravillados y asombrados por todo lo que puede hacer la tecnología por ejemplo en el llamado internet de las cosas; es necesario pensar ya desde ahora que se puede hacer con todo el capital humano que será sustituido por las máquinas, qué tipo de actividades puede hacer ahora y podrá hacer en el futuro, que tengan una aportación social.

Y así como las anteriores revoluciones industriales anteriores modificaron y crearon nuevos modelos de sociabilidad; con toda la experiencia adquirida hasta ahora, el ser humano tiene la responsabilidad de aprovechar la tecnología en su beneficio total, tanto en la generación de riqueza como el mejorar su nivel de vida.

Creo que es necesario terminar con el modelo actual vigente de dos tipos de humanidades en función de su propiedad o riqueza. Tenemos solamente un planeta y pertenece a todos por igual.

Seguiremos platicando ….


19 de enero de 2018

El principal obstáculo para lograr la sustentabilidad

Por lo que visto hasta ahora en estos primeros días de este 2018, la sustentabilidad por medio de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), están adquiriendo más importancia tanto en México como en el mundo, algo que sin duda es positivo y que puede ser un punto de inflexión tanto para el futuro a corto plazo como para el largo plazo.

Sin embargo, todo lo que se dice para lograr los mencionados objetivos está en función del aspecto económico; para lograr su cumplimiento se requieren de grandes inversiones, ya sea por parte de los gobiernos y del sector privado; y este último busca incentivos por parte de los gobiernos para llevar a cabo los proyectos en materia de sustentabilidad.

En otras palabras, por muy loables y positivos que sean estos ODS, su cumplimiento está sujeto al ámbito económico, siendo esto su principal escollo a pesar de que de sobra se conoce la bondad de ellos para toda la humanidad.

Esto pone en clara evidencia que el modelo de vida que se tiene en nuestra civilización, tiene como principal propósito el dinero, siendo este “la piedra de toque” para cualquier proyecto por muy loable que sea como se dijo previamente.

Los ODS no solo implica por ejemplo el terminar la pobreza en el mundo como señala el primero de ellos, sino considero que va más allá de eso, implica el crear un modelo de vida en donde no se repitan perpetuamente las condiciones que generan la pobreza que ahora se observa en todo el planeta; cambiar el modelo de vida.

Lo mismo sucede con el uso de los recursos para generar energía, hacer lo necesario para terminar de usar por ejemplo el petróleo para terminar la contaminación.

En el mundo existe el suficiente dinero para poder alcanzar relativamente fácil estos ODS, por lo que considero que el problema principal para poder lograrlos no es solamente el dinero, sino más bien un cambio de mentalidad en donde el dinero no sea el atractivo principal para lograrlo.

En el mundo se han empezado emitir los llamados “bonos verdes”, que sirven para financiar proyectos de tipo ecológico; en otras palabras, el incentivo para obtener dinero para estos proyectos es obtener más dinero y no el proyecto ecológico por sí mismo. Insisto, es el dinero la base y el objetivo para poder lograr estos ODS.

Del 23 al 26 de enero se realizará la Reunión anual del Foro Económico Mundial; sería interesante proponer a quienes acuden a esta reunión, el utilizar el dinero que existe para poner en marcha estos ODS plenamente, pero no buscando una utilidad posterior, pensando que no son una inversión en términos financieros, que es una inversión para lograr una mejor calidad vida para quienes viven en este planeta.

Nos hemos acostumbrado a ver la pobreza en todas sus manifestaciones, y muy poco se hace para erradicarla plenamente, es ya parte del paisaje y pensamos que es algo natural cuando se tienen todos los medios para terminar con ella.

Seguiremos platicando ….